Seleccionar página

El Currículum Vitae (CV) es la principal presentación que “habla por nosotros” al momento de aplicar a un nuevo trabajo.

suma3consultores -cvSe trata del documento con el que se capta o no la atención del reclutador. De ahí la importancia de que no falten datos y que la información se presente de manera clara y atractiva.

Al momento de armar un CV es muy fácil cometer errores pero, una vez leído por el empleador, es muy difícil reparar el daño. Expertos aseguran que el error más frecuente es la desorganización de la información, seguido por faltas de ortografía.

Margarita Chico, Directora de Comunicación de Trabajando.com señaló que la presentación de esta herramienta pesa 85% para que una persona logre ser contratada y si el reclutador pierde su atención en la primera lectura, es muy probable que sea descartado para una primera entrevista.

Posiblemente el documento describa todos los conocimientos, competencias y experiencias, pero quizás esta información no está bien estructurada, y basta tan sólo un detalle para que las empresas cierren las puertas del aplicante.

Para que eso no ocurra, es recomendable revisarlo bien y asegurarse de no cometer los siguientes errores:

• Incluir certificados de estudio o de notas.

• Incluir estudios de primaria y secundaria.

• Incluir cartas de recomendación.

• Incluir referencias, estas se entregan en la entrevista si te las solicitan.

• Usar pronombres como yo, nosotros o ellos.

• Información personal (gustos, salud, afiliaciones políticas o religiosas).

• Dejar “lagunas” de tiempo.

• Ser extenso.

• Usar muchos términos técnicos.

• Presentar fotografías demasiado informales.

• Usar un diseño muy “original” con demasiados colores

• No incluir las expectativas salariales, estas se negocian durante una segunda fase de entrevistas.

Entonces, ¿cuál es el mejor formato para escribir un currículum? No existe un único modelo, pero sí aspectos básicos que se deben considerar siempre:

• El CV debe ser claro, legible y estructurado.

• Debe tener un título que te identifique en el nivel que tienes y la profesión a la que te dedicas o aspiras trabajar.

• El objetivo no debe ser muy general, debe ser muy específico acerca de lo que quieres, no caer con la frase trillada “entrar a una empresa transnacional que me permita desarrollar mis conocimientos…”

• Debe tener tres secciones: tus datos personales, aspectos importantes de tu educación, formación y tus experiencias y logros laborales.

• Te recomendamos no utilizar muchos términos técnicos, dificultan la lectura del CV.

• No inventes actividades profesionales u extra-profesionales, los reclutadores lo notan rápidamente. Las personas que mienten son descubiertas con mucha facilidad por las compañías que los contratan.

• Aunque tengas una gran experiencia trata que tu CV esté en máximo dos páginas.

• El CV no es una biografía. Escribe únicamente las experiencias que consideras importantes.

• Trata de presentarlo con formato visualmente agradable y fácil de leer, sin adornos, ni diseños.

Fuente: Iprofesional