Seleccionar página

Estas son las exigencias de los entrevistadores de las diferentes generaciones. Los ‘Boomer’ aprecian la experiencia acumulada, la ‘Generación X’ valora las competencias y los ‘Millennial’ aprecian las habilidades digitales.

Suma3consultores - reconocimiento

‘BOOMER’

Lo que más valoran del currículo es la experiencia acumulada, y hay que remarcar ‘acumulada’ porque hay una variable cuantitativa importante. Si tu CV va a parar a manos de un reclutador ‘Boomer’ debes tratar de situar esta experiencia acumulada en primer lugar.

Por lo que se refiere a los idiomas, los miembros de esta generación convertidos en seleccionadores los valoran pero no es una obsesión para ellos.

Guillem Recolons, socio de Soymimarca, cree que “el ‘Baby Boomer’ valorará más dónde te has formado que lo que has estudiado. Este perfil da mucha importancia al prestigio del entorno académico”.

El experto identifica tres básicos cuando se trata de revisar un CV: Para empezar, la disciplina, que se refiere a la forma en la que se presenta el currículo, el estilo de redacción, más formal, o el orden de los factores.

A esto le siguen la especialización -la generación ‘Baby Boomer’ da mucha importancia a ese punto- y el entorno social, pues les preocupa el tipo de familia, los hobbies, tradiciones culturales y religiosas… Todo esto no tiene que citarse en el currículo, pero saldrá a colación en algún momento de la entrevista.

La del ‘Boomer’ no es precisamente una generación digital. Valoran la discreción, y no son partidarios de alardear acerca de tener un blog o diversos perfiles en las redes sociales. Las competencias digitales de este grupo son mínimas o básicas, lo que indica que es la generación que más aprecia el formato currículo + papel + entrevista + referencias tradicionales.

Un entrevistador ‘Boomer’ se decidiría más por perfiles tradicionales, como directores financieros, de RR.HH. (a la antigua), o directores generales… Difícilmente se ocuparían de una posición como la de growth hacker.

‘GENERACIÓN X’

El reclutador de la Generación X valora ante todo las competencias que muestra el currículo. Las soft -relacionadas con la comunicación y la asertividad, como trabajo en equipo, empatía, inteligencia emocional, presentaciones u oratoria- por encima de las ‘hard’. En este caso, conviene colocar esto en primer lugar si nos encontramos con un entrevistador de esta generación.

La Generación X es mayoritaria hoy en selección. Los reclutadores de esta edad valoran los idiomas, pero al ser una generación en que éstos no eran troncales en su educación les dan importancia en función del puesto que se debe cubrir.

Recolons considera que “a diferencia del Baby Boomer, al de la Generación X le importan las titulaciones, ya que las relacionan directamente con competencias, su eje motriz de decisión. El hecho de tener unos estudios en uno u otro centro no es determinante, a no ser que la empresa que ofrece el empleo lo exija’.

Hay tres valores determinantes para el entrevistador de la Generación X: el primero es el compromiso, referido a la idea de que el puesto puede ser de larga duración y requerirá algo más que estar ocho horas diarias en él.

En segundo lugar está el esfuerzo, porque esta generación valora todavía más las horas trabajadas que los objetivos cumplidos, así que frases del tipo “disposición plena” se pueden valorar bien en un currículo. El tercer factor es la mente abierta: se trata de una generación sin prejuicios, o con menos que la generación precedente. El sexo, la condición social o el origen no son determinantes.

Igual que los Boomers, no se trata de una generación digital, pero se manejan bien en la mayor parte de competencias digitales. No valoran un CV sin contrastarlo con el perfil en LinkedIn.

‘MILLENNIAL’

Lo primero que valorará un entrevistador Millennial en tu currículo es tu vida digital y tu capacidad de moverte en un entorno global y líquido. Los idiomas son imprescindibles, pero no por atesorarlos sino por ser variables de comunicación necesarias en un entorno necesariamente global. El Millennial cree que los servicios y productos que se generan deben estar preparados para entornos globales, y de ahí que el dominio de al menos 2 ó 3 idiomas sea indispensable.

A estos reclutadores les importa la capacidad de los candidatos para adaptarse a entornos líquidos, por encima de las titulaciones y el prestigio de los centros. Entienden la formación como algo necesariamente ligado a la práctica. Recolons habla de “menos títulos y más prácticas, y si éstas son en distintos países, mejor”.

El seleccionador Millennial vive más el momento, no cree mucho en la planificación a largo plazo, y es poco materialista, así que los títulos acumulados no son útiles si no se traducen en competencias reales para el puesto.

Los valores más apreciados son el dinamismo -flexibilidad, velocidad y poco apego-; la autenticidad; y el compromiso ético.

Es una generación digital. Suelen conversar en muchas redes sociales, pero sus preferencias son las visuales y audiovisuales como Snapchat, WhatsApp, Instagram, Facebook o YouTube. Buscarán nuestro blog y nuestros perfiles en redes para ver cómo interactuamos.

El reclutador Millennial está especializado en ‘perfiles espejo’: otros Millennials, posiciones digitales, tecnológicas, éticas… Un entrevistador de esta generación no sería el reclutador oficial para cubrir una posición de director financiero en una empresa del sector farmacéutico, pero es el ideal para contratar a un funnel analyst o a un big data analyst.

Fuente: Expansion.com