Seleccionar página

Así lo revela un relevamiento realizado en todo el país por Bayton Grupo Empresario. ¿Qué otros aspectos forman parte del “podio” de prioridades?

suma3consultores - equiposA la hora de evaluar el atractivo de una oferta laboral, los jóvenes argentinos priorizan el crecimiento profesional por sobre otros aspectos como, por ejemplo, el salario, según un relevamiento realizado en todo el país entre más de 10.000 jóvenes estudiantes y profesionales de entre 18 y 35 años por Bayton Grupo Empresario.

Puntualmente, el 39,3% de los consultados eligieron el “Crecimiento” como aspecto fundamental al evaluar una nueva oportunidad laboral.

“La búsqueda de nuevos desafíos y el desarrollo, tanto profesional como personal, son algo muy valorado por esta nueva generación de futuros líderes“, aseguraron desde la firma, que cuenta con una trayectoria de 35 años en materia de RRHH y selección de personal.

En segundo lugar, el “Clima laboral” (20,4%) también es un factor importante que influirá a la hora de decidirse por ingresar a una nueva organización, teniendo en cuenta el espacio de trabajo, la conformación de los equipos, la flexibilidad en cuanto a horarios, beneficios, y autodeterminación.

El tema “Económico”, con un 16,4%, completa el podio, como otro de los pilares fundamentales que una oferta atractiva debe abarcar.

Si bien no es algo absolutamente determinante, la valoración monetaria de las tareas a realizar es parte fundamental de la propuesta, actuando como contrapeso a la hora de encontrar un punto de equilibrio entre todas las variables.

A la hora de decidir entre dos ofertas salariales similares, la empresa que combine un clima laboral más atractivo, beneficios interesantes y posibilidades de desarrollo personal y profesional podrá inclinar la balanza a su favor, logrando que la expectativa económica sea menos determinante.

Otro aspecto destacado por los consultados, con mayor relevancia entre los más jóvenes, es la “Imagen de la marca” (12,9%), no solo teniendo en cuenta la trayectoria y el posicionamiento en el mercado, sino también la coincidencia con los valores y la cultura organizacional, la responsabilidad social y la sustentabilidad.

Además, existen otros aspectos complementarios al momento de decidirse (11%), desde la ubicación o cercanía, el tiempo de viaje, y aquellos beneficios que la empresa ofrezca para optimizar el gasto diario de sus empleados, como por ejemplo, facilidades de transporte, comedor en planta, descuentos en bienes o servicios de uso cotidiano (gimnasio, cursos, universidades, etc.).

Si bien esta serie de factores que logran convencer al postulante, una vez que ingresa a la compañía, en el día a día, deberá convivir con su nuevo grupo de trabajo, y, fundamentalmente, con su jefe.

La mayoría de los sondeados coincide en que un buen jefe debe contar con una gran capacidad de liderazgo, motivación, empatía y trabajo en equipo, y complementarla con un conocimiento amplio de procesos y tareas específicas del área y el sector.

Generalmente, cuando una persona abandona una compañía, no lo hace por la organización en sí, si no por un mal jefe, falencias de liderazgo, conflictos internos o incoherencia de valores.

“En este nuevo escenario, las empresas y sus líderes deberán adaptarse y acompañar la dinámica organizacional, contribuyendo a la creación de espacios de trabajo más dinámicos y efectivos, en un esfuerzo consciente, comprometido y continuo para estimular el desarrollo de un lugar más atractivo donde trabajar”, reflexionaron desde Bayton.

Fuente: Iprofesional